Hiperactividad: compensación de la circulación cerebral

Posted by on Feb 1, 2013 in Sin categoría | 0 comments

NINGUNA reacción del organismo, llámese: signo, síntoma, enfermedad o reacción de cualquier índole es contraria a la salud. Un ejemplo muy didáctico es el vómito, el cual se produce como defensa inmediata ante una noxa que ha penetrado en el organismo, incluso el vómito como rechazo a una situación extrema psicológica, es defensivo.

En el caso de la hiperactividad, o lo que es lo mismo, movimientos rápidos e incoordinados del cuerpo, son producidos por el PROPIO ORGANISMO para garantizar la circulación sanguínea, que llevará oxígeno a aquellas zonas que debido a la falta de maduración, no son irrigadas apropiadamente. Me explico: hay factores comunes a los niños con hiperactividad: poseen deficiencias en el crecimiento y desarrollo del cráneo y cara, boca abierta, nariz sin base, labios secos, sin tono muscular, en fin, fascies sin mucha capacidad de gestos, debido a la acción pobre de los músculos faciales, en Odontología llamamos a este Síndrome el SINDROME DE RESPIRACION BUCAL, corresponde a un déficit de maduración, como si la criatura hubiese nacido sin haber terminado su desarrollo completamente Y ES ASI.

La boca típica del respirador bucal es con malposiciones dentarias, labios secos, sin tono, lengua mapeada, encías enrojecidas, todo esto nos indica una equivocación de funciones, el niño no usa su nariz, la cual aparece como meros orificios virtuales, incluso juega a meterse palitos, guisantes, botones por esos orificios secos y sucios. Las amígdalas, órganos defensivos, vecinos a la cavidad bucal, están permanentemente inflamadas, el aire que penetra por la boca, la suciedad y la sequedad las agrede constantemente, por vecindad las trompas de Eustaquio participan de la inflamación y la llevan hacia los oídos, produciendo otitis media a repetición, con el consiguiente peligro de una meningitis y así.

Por razones que diremos más adelante este “retraso” o “caminar dos pasos por detrás” se ha ido produciendo a lo largo de nuestra ponderada “CIVILIZACION” como puntualizaba bien ALEXIS CARREL ya en 1912 en su libro “El hombre un desconocido”. Nuestra civilización nos ha alejado de nuestro entorno natural, artificializando nuestras acciones, actitudes, apetitos, etc. Un drástico ejemplo es la falta de conciencia ante el amamantamiento materno y su vital importancia para el crecimiento y desarrollo del ser humano.

Otras razones. Alimentación inadecuada, leche de vaca (la leche de vaca es sangre de vaca y obviamente es sólo para su becerro, NO EXISTE UN SÓLO TRABAJO CIENTIFICO QUE AVALE LA LECHE COMO ALIMENTO), comidas enlatadas, congeladas, embotelladas, azúcar blanca (es un placebo muy dañino y nada nutritivo), comidas licuadas, molidas, con aditivos químicos, preservantes, etc. Todo es una triste agresión constante a nuestro organismo el cual como cualquier otro del reino animal requiere solamente los productos extraídos directamente desde la tierra: frutas, verduras, cereales, gramíneas, etc.

Toda esta agresión provoca degeneración en el sistema masticatorio respiratorio del ser humano y los resultados son los que vemos, uno de ellos: la hiperactividad. Por ejemplo, baste ver que una pareja posea deficiencias de desarrollo cráneofacial, para tener por seguro que el vástago que nazca de ellos adolecerá de mayores deficiencias que ellos.

La hiperactividad o el asma o las alergias o el pie plano, etc poseen el mismo origen, son deficiencias respiratorias-masticatorias, porque el niño que NO MAMA TAMPOCO PODRÁ JAMÁS MASTICAR CORRECTAMENTE Y SI NO MASTICA NO RESPIRA.

Y aquí reside todo el problema, ya que un organismo disminuído en su respiración intentará defenderse de mil modos y uno de ellos es la hiperactividad.

El niño hiperactivo oxigena poco y mal y como la circulación sanguínea es centrípeta (desde los extremos hacia el centro) el área de menor circulación será en ellos la zona FRENICA cerebral o parte media (áreas frontales), donde ellos por lo general poseen hasta un promontorio que recuerda el cráneo de un nene de cinco meses.

—————————————————————————————–

El trabajo de ORTOPEDIA MAXILAR INTENTA POR TODO LOS MEDIOS DEVOLVER LA FISIOLOGÍA CORRECTA A LA BOCA, Y AL HACERLO LOGRA AL MISMO TIEMPO CORREGIR LA CAPACIDAD RESPIRATORIA DEVOLVIENDO EN MUCHOS CASOS AL NIÑO A UNA SITUACIÓN MUCHO MEJOR QUE ANTES SINO NORMAL.

El trabajo de la ORTOPEDIA MAXILAR actúa a base de aparatos sueltos y flojos, colocados en boca que incitan y estimulan los reflejos neurológicos provocando el cierre bucal. Con ello queda restablecida la RESPIRACION NASAL AL 100%, TODO ESTO UNIDO A UNA DIETA RECUPERATORIA DE MUCOPOLISACARIDOS Y LA LIMPIEZA ADECUADA DEL ORGANISMO EN SU PRIMER TIEMPO HACE TODO LO DEMÁS.